AnálisisAnimeOpiniónRecomendacionReseña

Toradora! | Recomendación Anime

Vainilla con sal…

¿Les gusta lo agridulce? A mí no me gustaba mucho pero recientemente empecé a cogerle gusto. Es extraño el cómo cambiamos poco a poco sin darnos cuenta, y es que en mi caso fue gracias a una persona que empecé a disfrutar de lo dulce y salado a la vez. De pequeño me parecía algo inconcebible y barbárico, totalmente salido de lugar. Creo que no sabía realmente que quería, no sabía que me gustaba.

A veces somos orgullosos y nos volvemos reacios a admitir una derrota ante nosotros mismos. Al ir madurando ese orgullo se va perdiendo y poco a poco nos damos cuentas que hay cosas más importantes que el hecho de querer a toda costa mantener lo que somos, porque, al fin y al cabo, ese orgullo no es la raíz del problema, sino una consecuente. La raíz del problema muchas veces es, el miedo. El miedo a cambiar, a convertirnos en alguien que no somos, empezar a actuar de una manera que no va acorde con la imagen de nosotros mismo que nos fuimos formando desde pequeños.

¿A que quiero llegar con todo esto?

Bueno que básicamente esto es una metáfora. ¿De qué? Del día a día, de la cotidianidad, de lo común si quieren. A veces todos estos pensamientos nos abruman, nos atan a la rutina. Nos acostumbramos a la zona de confort por miedo a salirnos de la rutina, a mantenernos en el camino bueno, en la vía sin problemas. A comernos el pastel dulce, que sabemos que estará delicioso, exquisito… Pero a veces hace falta algo más. Algo que rompa la rutina, que nos enseñe cosas nuevas, algo que nos dé una emoción nueva, que nos mantenga frescos. Hace falta algo que contraste, y es que, si algo está muy dulce, ¡Mejor echémosle sal!

Toradora

Ryuuji Takasu es un gentil estudiante que ama las tareas hogareñas; Pero en contraste con su naturalesa, tiene un intimidante rostro que a menudo lo deja tildado de delincuente. De otra mano, Taiga Aisaka, una pequeña y aparentemente tierna chica, que es todo menos linda y tierna. Equipada con una Katana de madera y una deplorable personalidad, Taiga es conocida en esta escuela como la “Mini Tigre”. Un día por un embarazoso error Ryuuji descubre que de hecho Taiga tiene un lado tierno: Ella escribió una carta de amor hacia el vicepresidente de la escuela, de la cual resulta estar enamorada. Pero las cosas solo se vuelvan más alocadas cuando Ryuuji resulta estar enamorado de Minori Kushieda, la mejor amiga de Taiga.

 

Este monologo inicial salió de escuchar y sentir lo que transmite Toradora con su primer ending. Preciosa pieza de JPop que la canta Yui Horie y que oiremos hasta el capítulo 16. Para mi refleja perfectamente la esencia de la serie. Durante toda la trama vemos una relación agridulce entre Ryuuji y Taiga, una comedia romántica hermosa.  Podría decir sin tapujos que Toradora es una de mis series de este género favoritas, con la mejor Tsundere habida y por haber. Una historia muy criticada y unos personajes podríamos decir polémicos, ya que Nuestra protagonista es puesta a parir en múltiples ocasiones por grandes del medio (Lynx Review) e inclusive tildada de egoísta y manipuladora, desinteresada y no merecedora de ninguna clase de afecto. Pero esto a mí no me lo parece así. Les explico:

Aisaka Taiga es un personaje único, aunque digan que es un cliché de personaje lo de ser única no se lo quita nadie. ¿Por qué?… Su relación con Ryuuji es muy dispareja, nada más hay que ver su primera interacción, El que es considerado un delincuente únicamente por su mirada de malo que ya todos conectan como algo “propio de un delincuente”, y ella, Aisaka, a la que la apodan “La Mini Tigre” por su baja estatura y explosiva personalidad, irreverente, posesiva, mandona y agresiva, Se chocan en el corredor de la escuela y ni corta ni perezosa de un puñetazo a la cara de Ryuuji, Taiga deja claro a todo espectador que a ella nadie le puede siquiera toser.

Desde ese momento ya asumes por donde irán los tiros por el resto de la serie.

Siguiendo con mi argumento, el hecho que la relación sea dispareja tiene sentido. Nuestra protagonista es alguien muy lastimada internamente, Sus padres la dejaron a su suerte para que viviera por su cuenta en un departamento el cual nunca visitan y solo le ayudan con el dinero suficiente para sobrevivir. Si, esto lo eligió ella, No quería seguir haciendo parte del juego de parejas al que parecían pertenecer su padre y madre. Sentía que ella ya no era parte de esa familia, acostumbrada a tenerlo todo, el hecho de que otra persona llegue a usurpar ese privilegio fue algo que no soportó. ¿Es esto necesaria mente egoísta y reprochable? Claro, ser el/la niño/a mimado/a es una etapa por la que quisieras pasar y superar lo antes posible, pero es algo que yo calificaría como “real”. Algo por lo que un adolescente puede pasar, y por lo que muchos ya hemos pasado. Sumado a la irresponsabilidad y poco interés que padecen sus padres, esto genera en ella un conflicto. Hace que su personalidad ya errante, empeore aún más. Que se ponga a la defensiva y que todo interés que muestre alguien en ella, lo deseche al instante por temor a ser lastimada.

Luego conoce a Ryuuji, el cual parece que a pesar de ser temido por lo que aparenta, resulta ser un bonachón obsesivo de la limpieza, que vive luchando por superarse y sacar adelante la poca familia que le queda, su madre, y un loro que no puede pronunciar su nombre bien. El empieza a encargarse de Taiga a pesar de que ella con lo único que le responda es con ataques físicos y verbales siempre que se le presente la oportunidad, es un juego de ver quien tiene la razón, un juego de un par demasiado orgullosos como para rendirse con el otro, a pesar de que no se soportan uno al otro, lo único que parece importar es seguir con el día a día sin importar los deslices.

La serie es una mezcla de muchos arquetipos de personas que puede llegar a resultar abrumador en algún punto. Por ejemplo: Minori Kushieda, es esa persona obsesionada con mejorar, con dar el 101% en todas las ocasiones, que trata de caerle bien a todo el mundo, y que no parece tener interés real en compenetrarse en su amistad con Taiga, a pesar que es su única “Amiga”. ¿Esto es culpa de ella? Diría que no, Aisaka no parece estar interesada en que nadie más conviva con ella, a Minori la trata más que como su amiga casi como su mascota… Esto es más que nada porque ella nota que Kushieda no parece estar realmente interesada en su amistad, y eso para ella es bueno ya que permite “abrírsele” sin miedo a ser lastimada. Esta teoría luego se va desmoronando a medida que avanza la serie, pero eso ya es entrar en terreno de Spoilers así que solo diré que es más complicado de lo que parece.

Luego podríamos mencionar la interesante, y casi toxica relación entre secundarios, como la de Kitamura y la presidenta del concejo, que luego por el clímax de la serie vemos que al final fue un desperdicio de esfuerzo, pero sirve para mostrarnos que dichos personajes no son los típicos clichés planos y sin vida que suelen meter en las obras de este tipo.

Y luego tenemos a Ami Kawashima que más que nada esta para hacer bulto. Resulta ser una amiga de la infancia de Kitamura que es encomendada a Ryuuji para librarla de sus pecados y hacerla admitir que todo lo que hace está mal desde un punto de vista purista y solo es usada para reafirmar el hecho que nuestro protagonista es un salvador de casos perdidos y bla bla bla… Este es uno de los únicos puntos meh que tiene esta obra para mi, aunque no afecta en nada la experiencia debo aclarar.

Argumentalmente suceden cosas similares, la trama inicia con que estos dos incompatibles personajes resultan estar enamorados de los mejores amigos del otro, Y el objetivo es ayudarse mutuamente para conseguir la atención de sus respectivos enamorados. Obviamente esto se ve trucado por las personalidades de los mismos, pero que al final veremos que es abordado de una manera simplemente sublime.

Hay momentos que realmente tocas esa fibra sensible y te hacen recordar por qué ves anime, por qué vale la pena escuchar estas historias que tienen algo que decir, Que te dan de alguna manera un a luz que ilumina esos días oscuros, Y es que eso es lo bello de esto medio, su sinceridad, que ilumina cual sol cualquier problema.

Terminando ya con el tema de personajes, diré que el resto de la obra es maravillosa, tanto su historia, que no es nada nuevo, pero si algo que logra cumplir con el objetivo: Llenarte el corazón. Y entretenerte que es al fin y al cabo lo más importante. Como su animación, de la mano de J.C. Staff. Su apartado sonoro, con sus dos maravillosos Openings y Endings que, de nuevo, sin ellos la serie no sería lo que es.

Toradora es un gran anime para empezar en este mundillo. Fue mi cuarto anime creo recordar, y el primero que volví a ver para extasiarme con su brillo que desprende. La verdad es que cumple muy bien para su medio y lo recomiendo muchísimo si buscas a la Tsundere por excelencia.

¡Sin más esto fue todo por mi parte esta semana! De nuevo mil gracias a todos, me ha sorprendido gratamente ver que al parecer las locuras que escribo gustan a alguien

Y ver sus comentarios me llena muchísimo de verdad. Un enorme saludo y nos vemos en la próxima recomendación que de hecho será la primera Película a la que haga una reseña y luego de esa viene… El Psy Kongroo…

 

Niko_

Cheers.

 

PD: Ghiphy y Alphacoders como siempre para las imágenes.

 

Niko_
El autorNiko_
Editor
A veces escribo cosas.