AnálisisAnimeOpiniónRecomendacionReseña

Shigatsu wa Kimi no Uso | Recomendación Anime

Un día te das cuenta que las historias son algo mas que algo contado. Son un sentimiento esperando ser esparcido. Hay muchas vias para contar una historia, algunas buenas y otras malas. Hoy quiero hablarles de la historia de un pianista y una violinista. Un Anime que marco la industria y una historia que miro a los ojos de millones quedandose con un trozo de su alma. Esto es lo que para mi representa Your Lie in April.

Así que ya ha llegado esta época del año… ¿Eh?

No les voy a mentir, no soy una persona muy sentimental que digamos. Mi historia con el cine por ejemplo fue bastante plana, recuerdo estar sentado en el sillón con algunos amigos/as viendo Hachiko (la versión moderna, que dicen que es una peli jodidamente triste) y nada más terminar, de las 10 personas que la estábamos viendo, yo parecía ser el único inmutado y es que lo visual como el cine nunca me logró “tocar” esa fibra del corazón que a muchos sí. Literalmente todos lloraban al menos un poco, hasta mi amigo de la infancia que no dista mucho de mí en cuanto a gustos había resultado afectado. Luego de mirarme raro un rato los ánimos se calmaron y cada uno nos fuimos a nuestras casas y a seguir con las interminables tareas de ese entonces.

No fue hasta que entre en el mundo del anime que una obra me destrozo por dentro llegando al punto de sollozar como un desgraciado frente al monitor por 30 minutos preguntándome porque era tan miserable al ver “dibujos”. Es en gran parte por esto que me gusta tantísimo el Anime; Porque logro mostrarme algo diferente, unos sentimientos poco convencionales que ningún cartoon, o película había logrado despertar en mí; Y es que el anime es tremendamente especial en el sentido de que, al contar una historia, el cómo se desarrolla y como sus personajes son presentados y profundizados, se hace con una sinceridad casi utópica, que hace que en mi cabeza repita una y otra vez “Ojala estas situaciones, se presentaran en nuestra cultura” Y es que en nuestra cultura, ideología y dogma social, nos han enseñado a ser más “fuertes” sentimentalmente, nos han blindado los sentimientos y nos acostumbraron a que alguien siempre quiere pisotearnos el alma y jugar con nuestros anhelos. Sé que suena un poco a meme de *inserte broma de como ella jugo tus sentimientos* pero créanme que si lo piensan un poco no suena tan descabellado. Y eso, al menos en mi caso, ablanda tremendamente fácil mi corazón cuando veo anime, esa “utopía” de sentimientos, relaciones y situaciones.

Ahora plasmen una de esas historias utópicas y júntenla con una pasión implícita en el ser humano como es la música, una etapa por la que todos pasamos que es el colegio/instituto, Una relación de amor entre dos personas con “Demonios” muy fuertes y pasados oscuros, agreguen una historia engañosa al más puro estilo Gen Urobuchi (no tan oscuro) y tendrán uno de los Animes más increíbles de esta década.

Señores y señoras, esto es:

Shigatsu wa Kimi no Uso

 

La música es el universo entero para el Metrónomo Humano, El prodigioso pianista Kousei Arima. Pero luego de la muerte de su madre, Saki Arima, cae en un espiral de depresión que impide que escucho su propio piano. Luego de dos años de evitar el piano, dejando atrás sus rivales y admiradores y viviendo una colorida vida junto a sus amigos Tsubaki Sawabe y Ryouta Watari, Todo cambia cuando el conoce a la hermosa y carismática violinista, Kaori Miyazono, que da un vuelco a su mundo y lo encamina nuevamente en la música.

Creo que podría escribir 1000000 palabras diciendo porque esta serie es lo que es para mí y para otros miles de personas que la han visto, y aun así no podría hacerle justicia a lo que representa.

Supongo que los que sigan la página de AnimeYT desde hace algún tiempo ya sabrán por dónde van los tiros, este es uno de los animes más tristes que podrán tener el placer de visualizar. Ahí ahí con Clannad, Angel Beats y algún otro dentro del género del drama.

La serie yo la divido en dos aspectos principales: Por un lado la música, más específicamente en este caso, la música de conservatorio, que nuestro protagonista trata de retomar luego de sufrir múltiples traumas por parte de su maestra (al mas puro estilo Wiplash, película que recomiendo para que veas YA) que a la vez resulta ser su madre, Y por otro una relación amorosa/engañosa de 4 personas que son nuestros protagonistas.

 

Musicalmente la serie es una obra maestra, tanto por las interpretaciones de piezas clásicas como Introduction and Rondo Capriccioso, obra que me llega especialmente porque ya la había escuchado de pequeño, como por composiciones para ambientar la trama, véase la famosa composición de “Friend A” o sus openings y endings que trascendieron su función y le dieron un nuevo significado a su anime.

Hikaru Nara de Goose House como su primer opening, Nanairo Symphony de Coala Mode como el segundo. Todas canciones que forman parte casi diegética de esta serie, habiéndolas escuchado ya incontables veces solo puedo decir que sufren un efecto parecido al que logró Radwimps al realizar la música para la obra de Makoto Shinkai: Kimi no Na Wa, porque, creo que, si hubieran sido reemplazadas por cualquier otra pieza musical, no habrían sido tan jodidamente buenas.

Y por otro lado, Sus personajes.

Los cuatro protagonistas de Shigatsu wa Kimi no Uso están tremendamente bien ejecutados, Watari y Tsubaki Son los amigos más cercanos que tiene Kousei y aquellos que le devolvieron algo de felicidad luego de su abrupta y forzada “ruptura” con la música a causa del deceso de su madre. La premisa que trata la serie es sobre como una desinteresada chica, con una personalidad muy colorida, devuelve la motivación a nuestro protagonista para volver a la música. Aquí es interesante ver ambos lados de la misma moneda cuando quieres inspirar y apoyar a alguien. Arima solo había conocido el agresivo y perfeccionista lado que le mostro su progenitora, Entrenándolo hasta convertirlo en el “Metrónomo Humano” sin una pizca de paciencia y al más puro estilo militar, haciendo que practique sin respiros para ser el mejor de todos sin importar el que. Todo esto se viene abajo cual castillo de naipes cuando aquella figura de autoridad inimpugnable se ve superada por la enfermedad que finalmente le arrebata a su maestra dejándole un profundo vacío en el que se pierden las notas cuando intenta interpretar el piano.

La figura de Kaori representa el mismo concepto, pero abordado desde un lado aparentemente desinteresado y solo impulsado por la personalidad de esta colorida chica. Como un rayo de sol entra en la vida de este pianista con remordimientos y comienza a cortar sus ataduras. Con nada más que una sonrisa y un irrespeto casi total a los reglamentos de la música de conservatorio Kaori Miyazono poco a poco, tal como lo hizo la madre de Kousei, lleva de mano a nuestro protagonista de nuevo a la “cima” y lo entrecomillo porque realmente no es así.

Haciendo un pequeño inciso diré que sí, la serie ya es ampliamente conocida, pero como siempre hay quienes aún no la ven, a pesar de ser una de los Animes mas spoileados, me mantendré firme con mi lineamiento de no hacerlo, De no hacer spoilers, por lo que no podré relatarles o explicarles más en detalle por qué la conexión de La madre de Kousei y Kaori son casi metafóricas y sumamente parecidas.

Hay una “lección” de vida si se le puede llamar así en la manera en que las cosas trascurren al final y como estas dos personas hacen un trampolín para sacar del agujero oscuro a este prodigio musical.

El clímax de la serie podría ser catalogado como un cliché, el cómo finalmente es revelado y los motivos que tuvo Kaori para decir lo que dijo y hacer lo que hizo no son más que algo egoísta donde la única persona que al final salió perdiendo fue ella. Haciendo lo que algunos llaman Auto sacrificio y otros algo sencillamente cobarde logra “reparar” de alguna manera el agujero en el corazón de las personas que aprecia.

Pero como ya he dicho los clichés a veces no son malos. Un día no fueron clichés, fueron algo revolucionario que inicio una tendencia, y que si se convirtió en cliché fue porque de alguna manera gusto y dio a la gente sedienta de una buena historia algo en qué verse reflejado, porque como dijo una vez un sabio: “El poder de las historias es infinito. Las historias nos llevan a vivir aventuras que jamás tendríamos el valor de encaminar por nuestra cuenta, nos llevan a mundos inimaginables y situaciones de ensueño. Las historias nos miran a los ojos y nos agarran para no soltarnos. Son parte de todos  y es gracias a ellas que podemos ver dentro de nosotros” en el caso de Shigatsu wa Kimi no Uso no fue tanto el inicio de una tendencia, sino la mezcla de aspectos como la música y el amor puro y sencillo lo que golpeo tan duro eso que llamamos alma cuando la vimos por primera vez. A veces reviso el primer episodio solo para sonreír un poco al ver el ambiente que respira el Anime, miro por Youtube las piezas interpretadas en la misma como un atisbo del pasado y lo que significó la música clásica para el mundo.

Más que una recomendación esta post fue un “Pensamientos” de esta obra. Sé que la mayoría ya la habrá visto. Pero también sé que un par estarán apenas entrando a este mundo de la Animación Japonesa y que mejor obra para iniciar que esta.

El anime esta para disfrutarlo y espero estas palabras los hayan hecho pensar aunque sea un poco en el significado que tiene para sus vidas.

 

Sin mas, esto fue Niko_ Para todos ustedes.

Cheers.

 

PD: Otro abril mas sin ella…

 

PD2:  Creo que aun estoy a tiempo de seguir la recomendacion de Lishan09 asi que asi quedará 😉

PD3: Esperen pronto un choque entre tigres y dragones… 😉

 

Niko_
El autorNiko_
Editor
A veces escribo cosas.