AnimeOpiniónReseña

Resumen: Darling in the FRANXX #8

008 – Chicos X Chicas

En un inicio apresurado, podemos observar a los chicos del escuadrón #13 luchar en contra del enemigo ya conocido, Klaxosaurio; todo marchaba bien, la situación estaba bajo control, pero…éste suelta un liquido baboso que logra colarse en todos los FRANXX y derrite los trajes de parásito usados por las chicas.

Sin darse cuenta de lo sucedido, piden a sus compañeros que continúen la batalla, misma que no pueden seguir debido a la pena que genera mirar hacía el frente.

Strelizia derrota al contrincante y Hiro no resiste más, pues le menciona a Zero Two que mire dentro de la cabina; gracias a ésto las demás logran darse cuenta para posteriormente soltar un grito de vergüenza.

En las duchas, justamente después de terminar la pelea, Miku y compañía deciden no seguir compartiendo espacio con los chicos, así que dividen toda la casa.

Como era de esperarse, nadie estuvo de acuerdo pues cada lado tiene sus ventajas; ya pues por ejemplo, las chicas tienen el baño y los chicos el comedor. Un plan con pros y contras.

002 debe hacer una elección, unirse a un bando y opta por ayudar a las mujeres, no imaginaba un lado tan “humano” puesto en sus propias palabras; pues ocasiona que ambos grupos se encuentren en el baño, causando una trifulca entre los dos.

Los deja sin ropa, Hiro va tras ella pues lleva las prendas de todos en un canasto, sonriente e increíblemente feliz, Zero Two disfruta el hacer su travesura.

– “¿Ya soy más humana, cariño?”

Nana y Hachi logran detener el problema que el doctor FRANXX permitió pasar por alto, ambos vuelven a sus respectivas habitaciones para comenzar una conversación.

Los hombres deciden ir a disculparse mientras que a las mujeres Zero Two les dijo algo devastador, – “Todos morirán tarde o temprano”.

Refiriéndose a que si quieren decir algo lo hagan ya, porque después puede ser muy tarde, tras ésto; Kokoro toma la iniciativa e intenta convencer a las chicas que hay muchas cosas que no pueden hacer sin los hombres, como el nacimiento.

Molesta y decidida a no conversar con los chicos, Miku sale de la habitación para encerrarse en uno de los cuartos del anterior escuadrón #13, al darse cuenta del lugar donde estaba, rompe en llanto; pues las palabras de Zero Two son verdad.

Los ahora unidos, llegan hacía Miku que llevaban tiempo buscándola, se percatan de la situación y deciden hacer las pases para fortalecer su relación.

Zorome encabezando una disculpa grupal, todo vuelve a la normalidad.

– “Sujétate y no me sueltes, cariño”.

Luis Aguilar
El autorLuis Aguilar