AnálisisAnimeOpiniónReseña

Monogatari Series | Recomendación Anime

Para iniciar quiero decir que “romperé” una de las reglas que me impuse al comenzar a redactar estas reviews/recomendaciones/reseñas que es recomendar animes lo mas “para todo publico” posible. Con animes como Death Note por ejemplo, que aunque no estés en el mundo del anime, aunque seas la jodida persona mas acérrima a estar ajeno al anime, si por alineación de los planetas decides empezar a ver Anime, creo que es un buen aperitivo para comenzar a deglutar monos chinos a diestra y siniestra. O bien series mas “comerciales” como SAO (no  me maten), Shingeki no Kyojin, etc… Luego esta la obra que hoy toca revisar.

Espesa y larga como ella sola, con diálogos larguísimos en los que solo dos personas hablan y hablan por 15 minutos, planos y situaciones de lo más abstractas, Y que, ¿Saben qué? A pesar de todo eso, merece tantísimo la pena por sus valores de producción, su narrativa tan increíblemente única, y personajes sublimes, que, aunque no sea un anime para todo el mundo. Creo que vale la pena que conozcan su existencia, y que, aunque no sea ahora que lo vean, la tengan en su lista de por ver y que cuando sean más “maduros” en el mundo del Anime, la revisen y sepan apreciarla como se lo merece.

MONOGATARI SERIES

(Aqui iria la sinopsis la verdad quedarian mas confundidos que otra cosa asi que mejor les digo el porque lo recomiendo)

Este anime le tengo mucho cariño, ya que me mostro que los dibujos japoneses pueden ir más allá y tratar temas de una manera única, explorando procesos humanos como el convertirse en un adulto, en una metáfora visual tremendamente bien ejecutada por el estudio Shaft. Tarde cerca de 6 meses en ver sus más de 80 episodios. y hasta finales del año pasado por fin vi sus tres películas.

Aquí tienes un claro ejemplo de cómo sin esperar mucho o nada al empezar a ver una serie, puedes terminar en un éxtasis de lo más profundo acabando de ver algo como esto. Por mi parte fue escalando el sentimiento de amor hacia Monogatari. No fue hasta que terminé de ver su última película que por fin comprendí y empecé a asimilar tantísima información que había recibido y fue en ese momento que comprendí que estaba, ante mi anime favorito.

Hablar de la trama de las más de 7  “sub-series” de las que se compone Monogatari no es fácil. Es mas diría yo que no es ni necesario. La historia va de un estudiante que, luego de tener un encuentro con una vampira ancestral, este, sin interés aparente por su vida, decide entregarse a esta vampira para “salvarla” dándole su sangre. Convirtiéndose este en un vampiro. “Otra historia de vampiros del montón” podrán pensar. Pero no. En la animación japonesa nunca es un “y ya está” siempre hay de dónde tirar.

En mi experiencia viéndola llegue a la conclusión que, la serie en su totalidad, es una metáfora. Si, una metáfora, de la vida misma, del proceso de convertirse es un adulto, de madurar, de auto superación, de cómo tus ideales, que parecen inalterables, lo son luego de vivencias y reflexiones que a simple vista son de lo más mundanas pero que resultan ser más complejas y distantes de la cotidianidad de lo que esperas.

Un claro ejemplo de esto es en su mas reciente “temporada” estrenada el pasado 2017: Owarimonogatari II,

En ella Araragi Koyomi pasa por tres “etapas” o “conflictos superados” que podemos llamar los “arcos” de esta última trama. Infierno Mayoi, Cita Hitagi y Oscuridad Ougi. En esta última vemos como nuestro protagonista tiene que enfrentarse con una vieja conocida: Ougi Oshino.

 

El porqué de la batalla y como se desarrolla es algo único.

Normalmente un enfrentamiento 1vs1 es algo épico que tiene que ser sublimemente animado y cuidadosamente escrito, mas tratándose de un “boss final” sacando a relucir el cómo y el porqué de la batalla, dejando un ganador al final. Pues en Monogatari esto suele no ser el paradigma a ejecutar.

Las afiladas espadas son reemplazadas por afiladas palabras, Los puños y patadas por argumentos, y el campo de batalla, por un salón de clases que parece no respetar las leyes físicas conocidas, y es que como dije antes, Shaft hizo su magia y logró visualmente mantenernos atentos con un estilo abstracto y colorido de narración visual que usa fondos de lo mas psicodélicos para representar ideas, como una… Metáfora.

 

Monogatari Series posee los personajes más complejos que he visto. Que a simple vista parecen fieles a sus arquetipos, pero que con el pasar de los episodios vas entrañando es sus pasados, y a través de diálogos larguísimos puedes conocer el porqué de su ser y sus ambiciones. Sin duda esta obra profundiza como ninguna otra en sus personajes. Senjougahara Hitagi, la protagonista principal podríamos definirla como una Tsudere como la mitad de las protagonistas en animes de este tipo. Pero a la vez es una obsesiva sádica que hará valer el dicho de “Si no es mío no es de nadie” si alguien intenta interponerse entre ella y nuestro querido prota.

Araragi Koyomi como era de esperarse es el masoquista que aguante cual agresión verbal Higati quiera lanzarle. Lo que hace interesante esta pareja de personajes es como se manejan los roles de “Boke” y “Tsukkomi”. La comedia japonesa normalmente consiste de un dúo: El que toma el rol de “Boke” que dice algo estúpido mientras que el “Tsukkomi” se sale de quicio con el argumento del “Boke” y termina un violento tortazo en la cabeza.  Si, normalmente el Boke es masoquista por naturaleza y no muy inteligente, mientras que el tsukkomi es sádico y frecuentemente más observador. La pareja principal de la serie, por otro lado, toma estos roles en turnos; Es particularmente interesante cuando la sádica e inteligente Senjougahara toma uno u otro cuando más le conviene. Como cuando hace declaraciones que se ven deficientes, pero cuando Araragi quiere contraatacar se da cuenta que ella tiene razón, o cuando Hitagi hace un comentario que hiere a Araragi y su respuesta cae en oídos sordos. Estos cambios de roles en la comedia la hacen extraordinariamente bien y un punto a favor para el enganche de esta serie.

 

En cuanto al arte, reitero. Shaft hizo una puta obra maestra.

Lograr expresar conceptos tan jodidamente abstractos como la relación medio incestuosa que tiene Koyomi con su hermana en animación no es algo facil. Pero Shaft encuentra los medios no solo para eso. Sino para mantener visualmente interesante un dialogo de 15 minutos entre dos personajes. Es sencillamente sublime y por eso Shaft es ahora uno de mis estudios favoritos y cada vez que lo veo involucrado en un anime, Sé que este, al menos visualmente, no me va a decepcionar.

Lo que hicieron en sus últimas películas, que son algo así como el prólogo de la historia es sencillamente fuera de este mundo. Nunca me gusto el 3D en el anime, me parece que rompe con la estética del mismo. Pero Shaft nuevamente se lució y lo llevo al siguiente nivel, integrando escenarios modelados en 3D e iluminados de forma foto realística, con modelados animados 2D. hay que ver para creer y las películas, aunque son las ultimas que deberían verse (si ves la series por orden de emisión) no dejan de ser partes que no puedes no ver.

 

Si quieren ver la serie, antes tienen que informarse de como ver sus temporadas. Para esto nuestro compañero en YTLandia Zurckmg hizo un post explicando su orden, tanto argumental como de emisión. Personalmente te recomiendo verla en orden de emisión, ya que te deja esos huecos de intriga que son poco a poco llenados. SI ya la viste puedes probar a verla en orden argumental/cronológico para experimentar esta obra de una manera distinta.

Tengo que terminar diciendo que si, efectivamente, este anime NO es para todo el mundo. Lamentablemente si vienes de series mas comerciales, lo mas probable es que termines chocando con un muro al intentar ver esta extensa y densa obra. Sin embargo estas ante uno de los referentes del medio. Si quieres ver de lo que es capaz el Anime, Monogatari Series es el indicado.

Sin mas, esto fue Niko_ para todos ustedes. me encanta escribirles y esperen dentro de poco la Reseña/Recomendacion de esta època,  de otro Abril… Sin ella…

Cheers.

PD:

Esta vez los gif fueron de giphy.com y la imagen inicial y de portada de Alphacoders como siempre 🙂

 

Niko_
El autorNiko_
Editor
Adoro el Anime, y mas que nada Adoro compartir mi opinion con otros amantes del genero. intercambiar ideas y hablar largo y tendido sobre ello. Tengo una sección llamada "Recomendación Anime" y planeo dar a conocer bajo mi punto de vista las joyas infravaloradas de este hermoso mundo Anime.